www.CostaWeb.es

Enseñanza, Diseño Web e Informática

 
 
 
 
 



El_hombre_que_pudo_reinar
 
 Enviada o 24/11/2011 na categoría: Novas
Si los herederos de Kipling vieran este título, casi seguro que me exigirían derechos de autor, pero como es poco probable que se enteren, me voy a permitir la licencia. No tengo reparo en admitir que el encabezamiento del artículo no es fruto de mi imaginación, sino que se refiere a un bonito cuento del llamado "narrador del Imperio". Como viene siendo habitual, les recomiendo su lectura, pero por si no son aficionados a ella, hay una película bastante buena que se ha revalorizado con el paso del tiempo, gracias en gran medida a la pareja protagonista.

Sean Connery y Michael Caine interpretan a dos desertores del ejército británico que viven un cúmulo de peripecias en esa India decimonónica que se consideraba la joya de la corona. Después de muchos vaivenes, ambos recalan en un reino mítico, en el que Connery seduce a una belleza local y es considerado un dios (si bien él está más interesado en las enormes riquezas que se ocultan en la cámara del tesoro). Pero como suele ocurrir en esos casos, la casta sacerdotal no ve con buenos ojos al forastero y, aunque no puede negárseles su parte de razón, preparan un abigarrado plan para desenmascarar al farsante. La joven princesa es hipnotizada y en la ceremonia de bodas muerde a su esposo en vez de besarle, cosa que provoca la correspondiente hemorragia. Pues bien: los dioses no tienen sangre en las venas, sino fuego, y una vez aclarado el embuste, es condenado a cruzar el puente sobre un abismo, mientras sus súbditos cortan las cuerdas. De fondo, Michael Caine canta el himno del regimiento antes de ver cómo su amigo se precipita al vacío.La historia la cuenta este personaje que sobrevive a su crucifixión y desciende al fondo del barranco donde recoge la cabeza coronada en oro del supuesto rey, dejándola en prenda a un atónito periodista que es el propio Kipling.

Me dirán ustedes:

.- "¡Muy bonito Manuel!, pero nos hemos quedado como estábamos".

Puede que sea así. En esa historia hay una serie de metáforas que bien podrían aplicarse a una serie de actores de la política patria. Porque, sin ser lo mismo, ZP pudo ser ese gran rey al que un mordisco de la hechicera Merkel despertó de su sueño, haciéndole caer al abismo en el que nos encontramos. Porque al igual que mi querido Celta de Vigo, pasó de jugar la Champions League y ganar al Milán en San Siro, a bajar al año siguiente a segunda división. Y al eterno escudero Rubalcaba, le pasó lo que a Michael Caine en la película: por las impericias de su jefe acabó crucificado y con una herida interna que se ha llevado de golpe 59 diputados y casi la mitad de los senadores. Quizás él, que es un superviviente nato, sea capaz de emular a otro tocayo, quien por cierto fue el primer rey de Inglaterra, allá por el siglo IX de nuestra era. A aquel Alfredo, apodado "el Grande", no le pudieron ir peor las cosas al comienzo de su reinado (conspiraciones internas, desacuerdos con los galeses y una invasión vikinga que le obligó a dejar en depósito a su propia mujer). Pese a todo ello, acabó saliendo airoso, aunque me parece que al señor Rubalcaba puede no irle tan bien.

Y ya que hablamos de hombres que pueden reinar, pasemos a hablar del vencedor de este domingo pasado, el 20N. Porque don Mariano sí ha sabido tener temple, aguantar temporales y, sobre todo, esperar su oportunidad. Ahora sólo falta que de una vez nos explique cuál va a ser su programa y quizás en ese momento hasta descubramos las identidades de su famosa "niña" y del no menos enigmático"primo". En cualquier caso, espero que por una vez entre quienes ostentan una mayoría absoluta (dejo constancia de que ni me gustan, ni me gustaron), deje a un lado la soberbia para dedicarse a gobernar, no para los suyos, sino para el conjunto de la sociedad. Porque siempre es mejor ganar la voluntad de quien no te ha apoyado que recibir las loas vacías de quien ya lo hizo, y en eso los gallegos siempre nos hemos caracterizado por nuestra "mano izquierda". Porque si volvemos a los tiempos del aznarismo, éste va a ser Mariano "el breve" (y oír el otro día las declaraciones de Miguel Ángel Rodriguez me hizo volver a un tiempo que sin duda fue peor). En definitiva, que mientras esperamos acontecimientos, lo único que me queda es hacer cábalas. Pero en todas ellas pienso en una parábola que, además de universal, tiene especial siginificado en nuestro país.


Me da igual si los hechos que se cuentan sucedieron al este del Edén, en la Curota, o en la cuesta de Fondevila. O si Abel era muy bueno y Caín muy envidioso. Lo que si está demostrado es que hace miles de años, el hombre de Neanderthal, pese a tener cincuenta centimetros cúbicos más de capacidad craneal, fue exterminado por el Cromagnon (quizás por el simple hecho de ser más altos o más numerosos). Pues bien: esa es la lección que hoy debemos recordar, porque, con independencia de lo que haga, diga o piense el de enfrente; por diferente que sea de nosotros, siempre tendrá algo que enseñarnos.

Manuel Venator, Desde Eumeswil

Fuente: http://certo.es/index.php?page=el_hombre_que_pudo_reinar


Entradas relacionadas:
 
Non se encontraron entradas relacionadas.

Visita a fraga do Triskel

Páxina web da taberna o Triskel en Ribeira
Ver web ]

Ver enlaces interese
INELBA Instalaciones y servicios.
Inelba, le ofrecemos una amplia gama de servicios relacionados con las instalaciones y montajes eléctricos en general y las telecomunicaciones.  [ Ver web ]
Lampón Lampón Abogados.
Nuestra filosofía se centra en prestar asesoramiento jurídico personalizado y adecuado a las circunstancias personales de cada caso.  [ Ver web ]
Boxers do Agro das Viñas
Vos presentamos unha web onde se exhiben uns fermosos cans de competición de raza Boxer.  [ Ver web ]
Ver tódalas nosas webs
 
Portada | Diseño web | Publicidade | Informática | Contacto | ¿Dónde estamos?
© 2007 - 2015 www.CostaWeb.es   Tódolos dereitos reservados.